6/24/2012

Una conversación con Pilar Luna

Mientras viví en Argentina, tuve la oportunidad de entrevistar a Pilar. La entrevista fue hace ya unos 6 meses, pero aún hoy la encuentro vigente y absolutamente valiosa, por eso quiero dejar de atesorarla para mí sola y se las quiero compartir. ¿El tema? moda Latinoamericana.

 
Conozco mucho la moda que se hace en Argentina porque he viajado varias veces a Buenos Aires y me gusta irme a las tiendas de Palermo Viejo y de los centros comerciales a ver qué están haciendo pero no realmente porque sean un referente muy grande a nivel Latinoamericano. Puedo decir que conozco lo que hace Benito Fernández y Pablo Ramírez porque los he visto en pasarelas internacionales, lo mismo que el trabajo de algunos creadores de accesorios y de zapatos que son muy buenos.
Me gusta mucho la vanguardia de Pablo Ramírez y la forma como muestra temas, incluso, políticos a través de sus colecciones.
Colombianos me gustan muchos y hay muchos de los que podría hablar, pero si nos vamos por el lado de vanguardia, que yo diría es un propuesta más arriesgada, podría hablar del trabajo de Olga Piedrahíta. Una mujer que ha sido fiel al espíritu de la vanguardia y que en cada colección arriesga y sorprende, sin perder el norte.

 
No creo que la competencia con las grandes marcas de pronta moda sea por precio porque es muy difícil. Creo precisamente que la competencia tiene que ser con un producto diferenciado, con calidad y sobre todo con diseños más exclusivos que no tenga todo el mundo. Si se tiene todo esto, estoy segura de que hay gente que paga un poco mas por eso porque lo valora mucho. Lo que hay es que tener buen producto y un buen mercadeo que se encargue de que el cliente sepa la diferencia.

Depende, países como Colombia tienen más influencia con Europa y creo que argentina también porque los diseñadores siguen escuelas de moda europeas más que norteamericanas. En el mercado informal sí se mira más hacia Estados Unidos, pero en pret a porter o en pret de luxe vemos mas a Europa.
Otros países como México por su cercanía a Estados Unidos están más influenciados por ellos y países como Brasil tienen un sello muy propio que no está tan influenciado por ninguno de los dos grandes en moda. Pero creo que últimamente todos estamos viendo más a Oriente.

Michael Filonow para Vogue LA. Agosto 2011

Yo pienso que la escuela en la que estudie el diseñador es lo que marca su estilo. Ackermann, por ejemplo, es fiel representante de la Escuela de Amberes y en todo lo que hace se ve esa influencia. Y sus raíces latinas no le salen mucho porque realmente solo nació en Bogotá pero nunca ha tenido contacto con el tema latino para nada.
Cortázar es otro cuento porque incluso el no ha estudiado moda como tal, y es muy colombiano pues toda su familia es de acá, así que lógicamente la sangre llama y aunque está muy influenciado por su trabajo primero en Nueva York y luego en París, nunca pierde ese sentido latino de ver algunos temas, como el color por ejemplo, de una manera diferente.
Yo creo que por fin los diseñadores latinos están encontrando la manera de tener una identidad propia sin tener que recurrir a los lugares comunes como el tema preocolombino o el tema artesanal. Esto es gracia a que ya no nos da pena decir que somos latinos y por fin nos estamos sintiendo orgullosos de eso. La verdad es que la identidad se tiene que ver en muchas cosas como el uso del color, las siluetas, la alegría latina, los paisajes, la riqueza cultural y por fin los diseñadores se están inspirando en todo eso. 
  Creo que lo latino se está poniendo de moda y la moda es eso: algo que pasa después de un tiempo. Así que lo que hay que buscar es entender que tenemos mucho material de donde inspirarnos, que tenemos que tener nuestra propia identidad, que debemos buscar nuestro lugar en el mercado mundial y que eso garantiza que podamos ser fuertes como región. Pero si lo dejamos en una simple moda pronto se van aburrir de eso y van a mirar a otras regiones. 
Depende si se trata de trabajar como diseñador el reto mas grande es poder hacer algo diferente porque yo que voy a tantos desfiles siempre veo más de lo mismo y ya muy poco me sorprende. No creo en la moda como un medio para hacer locuras sin razón, pero si pienso que los grandes diseñadores son los que han contribuido con la industria a través de sus creaciones, con las técnicas que desarrollan, con la forma de ver el cuerpo de la mujer (o del hombre) y con la manera de trabajar con todos los elementos que hacen parte de una colección y eso es lo que hace que un trabajo trascienda.

 A Pilar la pueden contactar vía Twitter: @Pilimoon8
Un abrazo y gracias por leerme!

D.


No comments:

Post a Comment